Comunicado Declaración del V Encuentro del Movimiento Nacional Ambiental San Vicente de Chucurí, Santander

Desde San Vicente de Chucurí, tierra de hombres y mujeres libres que le ponen el alma y corazón a los ejercicios de defensa del agua, la vida y el territorio, adelantamos nuestro V Encuentro del Movimiento Nacional Ambiental. En el año 2017, el alcalde del municipio fue presionado por las empresas mineras para que se negara a convocar la consulta que ya había sido legítimamente exigida por la ciudadanía y avalada por el tribunal administrativo de Santander.
 
En este espacio y con la fuerza ancestral de los yariguies, agatáes, guanes, chitareros, laches y motilones, reafirmamos nuestro compromiso de avanzar en un proceso de articulación nacional ambiental que sea capaz de descarrilar la locomotora minero energética que amenaza el bienestar y derechos de nuestras comunidades.
 
Hoy vemos como el Estado colombiano se encuentra capturado por las corporaciones. Estamos bajo el gobierno de unas élites políticas dominadas por sus intereses particulares y la corrupción. Los aliados naturales del gobierno nacional no son el pueblo colombiano, sino el capital extractivista, las empresas mineras, petroleras, hidroeléctricas y de grandes plantaciones. Las comunidades, la biodiversidad, el paisaje, el agua, la cultura campesina, afro e indígena y en general todas las formas de vida se encuentran amenazadas por la codicia extractiva. Pese a ello y a toda la avanzada de este modelo que reproduce y multiplica por doquier las inequidades sociales, el saqueo de los bienes comunes naturales, el despojo de nuestros territorios y la contaminación de aguas, suelos y aire, los integrantes del Movimiento Nacional Ambiental nos comprometemos a mantener viva la esperanza y dignidad con la convicción de no sucumbir ante las adversidades.
 
Alertamos nuevamente a toda la ciudadanía colombiana sobre la Dictadura Minero-Energética que viene imponiendo el Estado colombiano y que desconocen el principio democrático del Estado Social de Derecho, la autodeterminación de los Pueblos, los Planes de Vida de las comunidades Indígenas, Afrodescendientes y Campesinas, las consultas populares y las consultas previas, libres e informadas. La dictadura Minero Energética en curso viene arrasando con los principios constitucionales de la participación ciudadana y la autonomía territorial. Por consiguiente:
 
Rechazamos
 
La Licencia Ambiental que otorgó el ANLA para la explotación de hidrocarburos en el AP MARTEJA, Resolución 0372 de 2019 en la medida que desconoce los graves riesgos y daños sociales y ambientales que generan estos emprendimientos por todo el país.
 
El actuar de la Nueva Corte Constitucional por cercenar el derecho constitucional a la participación ciudadana y las consultas populares. No vamos a aceptar que se roben la democracia y las bases del Estado social de derecho que pretenden condicionar los derechos de las comunidades para beneficiar los intereses de las multinacionales.
 
La arremetida de la AngloGold Ashanti en querer seguir insistiendo en la extracción de cobre y oro en el suroeste de Antioquia, pese a los rechazos del campesinado y la comunidad que quiere mantener la agricultura y la economía solidaria en los territorios sagrados para la vida.
 
Exigimos
 
El respeto irrestricto de las consultas populares y el reconocimiento a la soberanía popular (artículo 3 de la Constitución Política de Colombia) para que sea el constituyente primario quien decida de manera libre sobre sus propias formas de desarrollo.
El respeto por los Acuerdos municipales en defensa del patrimonio ecológico y cultural de los municipios.
 
Que el Estado colombiano garantice la vida y honra de los líderes y lideresas sociales. Para ello, se deben implementar mecanismos efectivos de protección y acciones decididas que permitan el desmantelamiento de las estructuras criminales que soportan estos crímenes de lesa humanidad.
 
Pese a las dificultades, nuestros sueños y entusiasmo siguen en firme con el compromiso indeclinable de construir una Colombia en paz, con justicia social y ambiental. Continuamos con nuestras acciones para descarrilar la locomotora minero-energética, fortalecer las diferentes estrategias de protección, cuidado y seguridad de los líderes y lideresas sociales. Así mismo, fortaleceremos nuestras propuestas para la transición energética justa.
 
Este 7 de abril marchamos por las calles de San Vicente de Chucurí con el objetivo de seguir demostrando que la movilización y organización social son elementos determinantes en nuestros ejercicios de defensa del bien común. Saludamos y felicitamos la Minga Nacional por la defensa de la Vida, los territorios y la paz. Estos ejercicios democráticos y de movilización ciudadana nos permiten darle cuerpo a la dignidad y esperanza, nos ayudan a fortalecer las iniciativas de defensa de nuestra biodiversidad, el agua, la diversidad cultural y la construcción de una paz estable y duradera que tenga en cuenta los derechos de las presentes y futuras generaciones.
 
Invitamos a las organizaciones sociales y ambientales a fortalecer los procesos del control político territorial con el propósito de disputarle el poder local y regional a las élites corruptas, extractivistas y minero-políticas.
 
Como Movimiento Nacional Ambiental nos sumamos a la jornada de movilización del paro nacional el próximo 25 de abril y al Refugio Humanitario por la vida de los líderes-as sociales del 28 de abril al 2 de mayo. Convocamos a nuestras organizaciones, aliados y amistades a participar de los procesos de movilización artísticos y culturales que se realizarán del 1 al 8 de junio en la semana nacional de encuentros por la vida a través de Marchas Carnaval, plantones y tomas culturales en diferentes lugares del país.
 
San Vicente de Chucurí (Santander), 7 de abril de 2019

Free Joomla! template by L.THEME