Festival Del Agua, 10 años de resistencia en el Oriente Antioqueño

Por Alexandra Zuluaga

El Festival del Agua es un espacio de encuentro de las organizaciones sociales y comunitarias del Oriente Antioqueño que se ha venido realizando hace diez años en distintos municipios de la región, encaminado a llevar a cabo acciones colectivas de defensa del territorio en contra al modelo de desarrollo extractivista.

Luego de atender la crisis humanitaria que había dejado el conflicto armado en la región, caracterizado por las acciones de denuncia y visibilización lideradas principalmente por oenegés, los festivales del agua posibilitaron el reencuentro de los procesos sociales y de las comunidades, dándole un carácter político y no solo reivindicativo a la movilización social. Los festivales del agua surgen entonces como una estrategia de resistencia, como una forma de expresión y de protesta sobre los conflictos socioambientales presentes en el territorio, permitiendo la organización autónoma de las comunidades y la incidencia frente a la institucionalidad.  

A partir de esta acción colectiva, que en principio fue liderada por el Equipo Departamental de Servicios Públicos y Pobreza -conformado por organizaciones populares del Oriente Antioqueño y de Medellín-, se llevaron a cabo los Festivales del Agua del 2009 en El Peñol, 2010 en Cocorná, 2011 en San Francisco, y 2012 en Granada. En el 2013, en el marco del V Festival del Agua realizado en el Carmen de Viboral, se fundó el Movimiento por la Vida y la Defensa del Territorio (MOVETE).

Ese festival permitió aglutinar los procesos sociales que tenían presencia en ese momento en el Oriente Antioqueño: Asamblea de Bosques, Equipo Departamental y Asamblea Provincial. Lo que dio pie a esta articulación fue el informe de La Mesa de Derechos Humanos del Oriente Antioqueño presentado en el año 2012, el cual mostraba la creciente presentación de proyectos extractivos en el territorio: 52 pedidos de concesión para pequeñas, medianas y grandes centrales hidroeléctricas. Antes de la fundación del MOVETE, los festivales del agua tenían un carácter más local. El festival realizado en el Carmen de Viboral posibilitó una mirada regional a las problemáticas del territorio gracias a la presencia de 20 municipios, unificando al Oriente Antioqueño en torno a esta propuesta.

Los Festivales del Agua han tenido distintas estrategias para propiciar el encuentro comunitario a través de la realización de foros temáticos, recorridos territoriales, discusiones por mesas temáticas y expresiones culturales a través de marchas carnavales, las cuales han permitido visibilizar no solo las problemáticas del territorio sino también las alternativas al modelo de desarrollo extractivo.

El VI Festival del Agua, realizado en el municipio de San Carlos en el año 2014, fue clave para despegar como movimiento. Ese festival fue trascendental puesto que permitió madurar el tema hidroeléctrico en la región. Como es bien sabido, el MOVETE es un heredero del Movimiento Cívico del Oriente Antioqueño, cuyas demandas en los años 80´s consistían en hacer parte del desarrollo. Es decir, se aprobaba la construcción de hidroeléctricas siempre y cuando esos recursos llegaran a las comunidades. Precisamente en el festival del 2014 se discutió la necesidad de replantear el modelo de desarrollo, haciendo una oposición férrea al represamiento de los bienes hídricos para la generación de energía eléctrica.

En el año 2015 se realizó el VII Festival del Agua en el municipio del Carmen de Viboral. Este festival adquiere un carácter multitudinario y de mayor impacto político, debido al cubrimiento de medios tanto alternativos como tradicionales, y la llegada de nuevos actores al movimiento. Otro avance importante en el marco de ese festival, consistió en sistematizar los conflictos socioambientales presentes en el territorio. Una labor fundamental fue recorrer los municipios y generar espacios formativos para que la gente llegara al festival informada de las problemáticas. En el evento se decidió realizar una audiencia pública ambiental para la interlocución entre la comunidad y la institucionalidad. Hubo un avance importante en términos de articulación para el MOVETE ya que también se llevó a cabo el foro subregional de la Cumbre Agraria Antioquia, desarrollado en el marco de las negociaciones del gobierno nacional con el sector campesino.

Para el año 2016 le correspondió al municipio de San Luis la realización del VIII Festival del Agua. En el marco de las negociaciones de paz, posibilitó generar una cualificación del discurso en la construcción desde la base de conceptos como la paz territorial, entendida como la permanencia digna en los territorios; de allí surge el lema de dicho festival, el cual rezaba: “Por la justicia ambiental y la paz territorial, que las aguas fluyan hacia la paz”.  Para el MOVETE era necesario posicionar un aporte al proceso de paz, debido al entramado del conflicto armado, la consecuente pacificación del territorio, y la imposición del modelo de desarrollo extractivista en el Oriente Antioqueño.

En el 2017 se destacaron en la región diversas acciones colectivas: principalmente movilizaciones en defensa del río Samaná y en oposición al Proyecto Hidroeléctrico que quiere represar sus aguas; también se llevó a cabo la Caravana por la vida, el agua, el territorio y la paz, que posibilitó la articulación internacional del movimiento con RedHer (Red de Hermandad y Solidaridad con Colombia). En este panorama de movilización se llevó a cabo el IX Festival del Agua, realizado en el municipio de Sonsón bajo el lema “Para amar, defender y vivir el Páramo”, debido al potencial hídrico del municipio conformado por las vertientes del río Cauca y el río Magdalena, así como las afectaciones provocadas por las microcentrales Aures Bajo e Hidroarma. A pesar de la oposición y la estigmatización al movimiento por parte de la Administración Municipal, el festival se llevó a cabo y se visibilizó la resistencia de la zona páramo que ha hecho incidencia local en el territorio oponiéndose a las microcentrales. En el marco de este festival tuvo lugar la audiencia pública senatorial de control político sobre los proyectos minero-energéticos y los conflictos socioambientales, lo que permitió escalar el debate del MOVETE al plano nacional.

Este año celebraremos la décima versión del Festival del Agua en el municipio de San Francisco con el propósito de visibilizar las alternativas al modelo de desarrollo. En el altiplano, la agroecología, el arte y la cultura como formas resistencia; en la zona bosques, el patrimonio ambiental y el turismo comunitario como formas de apropiación territorial; y en la zona páramo, la organización campesina para la vida digna. Esperamos que el Festival del Agua continúe siendo el espacio de articulación de las resistencias del Oriente Antioqueño para la defensa del territorio.








Free Joomla! template by L.THEME